Skip to content

Reglas y Aclaraciones

EDICIÓN de ACTUALIZACIÓN CONSTANTE

“Living Rulebook”

Textos correspondientes a la 3ª EDICIÓN de Politburó, lucha de poder

________________________________________________________________

Reglas

Aclaraciones a las cartas de juego

Aclaraciones a las cartas especiales

F.A.Q. (Preguntas frecuentes)

_________________________________________________________________

REGLAS

 

 

Politburó; Lucha de Poder

Politburó, Lucha de Poder es un juego de cartas que recrea las intrigas y pugnas acontecidas entre los candidatos a Secretario General del partido comunista de la URRS, durante las primeras décadas tras la revolución rusa de 1918.

En el juego, cada jugador controla a tres candidatos a los que trata de llevar al poder, por encima del resto de candidatos.

Politburó es un juego irónico, donde los jugadores pueden disfrutar colocándose en la piel de despiadados camaradas del partido para arremeter con saña contra sus compañeros de juego.

Objetivo del juego

Los jugadores tratan de aumentar su lealtad para ir así ostentando distintos cargos dentro del politburó. Gana la partida el primer jugador que consigue ascender hasta lealtad 25 y se proclama Secretario General del partido.

Componentes de juego

Cartas de Candidato

15 cartas de Candidato de gran tamaño. En ellas está representado el nivel de lealtad (desde -5 hasta 25) y de salud (desde 1 a 10) de cada candidato.

Cartas de juego

Baraja de 76 cartas de juego, 22 cartas especiales y 5 cartas de cargo.

Contadores

15 marcadores de acción y 30 marcadores de nivel para la salud y la lealtad.

Inicio de la partida

Las 5 cartas de Cargo se colocan en medio de la mesa. A cada jugador se le reparten tres cartas de Candidato, las cartas de juego se barajan, a cada jugador se le reparten cinco y el resto se colocan en una pila en el centro de la mesa.

Cada jugador coloca dos marcadores, uno sobre el marcador de salud (en el valor 10) y el otro sobre el marcador de lealtad (en el valor 5), de cada una de sus tres cartas de candidato. Toma sus tres marcadores de acción y coloca uno junto a cada candidato.

Cada jugador mira sus cinco cartas y decide si las deja en su mano, las asigna a un candidato o las descarta; entonces todos roban hasta tener de nuevo cinco cartas en la mano. En ese momento el jugador inicial comienza su turno.

El transcurso del juego

Cada ronda esta dividida en turnos. Un turno es cada una de las fases en las que un jugador puede jugar cartas desde su mano.

Una ronda (a la que llamamos candidatura) se completa cuando todos los jugadores en juego han dispuesto de un turno propio para jugar cartas desde su mano.

El turno de juego

El turno de un jugador comienza con este robando cartas hasta completar su mano en cinco cartas. Un jugador nunca podrá tener más de cinco cartas en su mano (como se verá más adelante, varias situaciones del juego modifican esta situación, como ostentar cargos o perder a  un candidato).

En su turno, un jugador podrá realizar cualquiera de las siguientes acciones:

1) reponer su mano robando cartas del mazo hasta el máximo de cartas permitidas, jugar cartas desde su mano, descartarse de cartas de su mano y pasar turno…

ó 2) descartarse de toda su mano, robar siete cartas, descartar dos de estas y pasar turno.

Un jugador que juegue una carta en su turno lo podrá hacer de dos maneras:

1) emplear la carta desde su mano para jugarla sobre cualquiera de sus candidatos o sobre cualquiera de los candidatos de otro jugador…

ó 2) bajarla de su mano y asignársela a cualquiera de sus candidatos en juego (ver Asignar cartas a un candidato).

Un jugador puede jugar cartas en el turno de otro jugador de dos maneras:

1) jugando cartas especiales desde su mano. Estas cartas están marcadas con una estrella y pueden ser jugadas en cualquier momento y desde la mano, tanto en el turno del jugador como en el de otros jugadores…

ó 2) jugando cartas que haya asignado alguno de sus candidatos (ver Jugar cartas desde un candidato).

Asignar cartas a un candidato

En su turno, después de haber robado cartas, un jugador puede asignar cartas a cualquiera de sus candidatos.

Para asignar cartas a un candidato, estas se sitúan junto a la carta del candidato, bocabajo, ocultas al resto de los jugadores.

Un candidato nunca puede tener más de 2 cartas asignadas y estas cartas no pueden ser descartadas, solo se retiran si se juegan.

Jugar cartas desde un candidato

Como ya se ha dicho, un jugador puede jugar cartas desde sus candidatos siempre que no esté en su turno.

Así, en el turno de otro jugador se pueden jugar cartas desde un candidato, tantas como este tenga asignadas (nunca más de dos).

Cada turno de juego, solo pueden jugarse cartas desde un mismo candidato, nunca desde varios.

A jugar una carta desde un candidato se le denomina “activarlo”; una vez un candidato ha sido activado para que juegue cartas se le coloca encima un marcador de acción.

Dicho marcador indica que el candidato ya se ha activado esta candidatura y que no puede jugar más cartas que tenga asignadas hasta la próxima, ni siquiera para defenderse.

Los marcadores de acción se retiran al final de la ronda, de modo que en la próxima candidatura el candidato podrá activarse de nuevo para jugar las cartas que tenga asignadas (nunca más de dos).

Jugando las cartas de juego

Politburó se basa en siete tipos de cartas básicas (Demagogia, Difamación, Manipulador, Favorito, Agresión, Guardaespaldas y Vengativo) con las que los jugadores hacen las jugadas básicas que modifican los valores de lealtad y salud de los candidatos en juego.

La totalidad de estas cartas pueden asignarse tanto a un candidato como emplearse desde la mano, aunque con algunas restricciones:

En un mismo turno no puede jugarse más de una carta de un tipo sobre el mismo candidato. En turnos posteriores pueden volverse a usar cartas de ese mismo tipo sobre ese mismo candidato.

Un candidato activado que tenga asignada una carta de Demagogia, Difamación o Agresión puede usarla sobre si mismo o sobre cualquier otro candidato.

Un candidato activado que tenga asignada una carta de Guardaespaldas, Vengativo, Manipulador o Favorito solo puede usarla sobre si mismo, nunca para neutralizar o reenviar un ataque sufrido por otro candidato que no sea el mismo.

Jugando cartas especiales

Las cartas especiales (y entre ellas las de cura) son aquellas que tienen un icono de una estrella de cinco puntas en su esquina superior derecha.

Estas cartas se pueden jugar en cualquier momento, incluso en el turno de otros jugadores, pero solo pueden ser jugadas desde la mano, por lo que nunca pueden ser asignadas a un candidato.

Un jugador que vea la salud de uno de sus candidatos reducida a cero y que tenga una carta de cura en su mano puede emplear esta de forma inmediata para recuperar salud y evitar así la muerte de su candidato.

Duración del efecto de las cartas

El efecto de las cartas de juego es inmediato, mientras que las cartas especiales pueden ser de efecto inmediato, tener validez hasta final de la candidatura o tener validez hasta que todos los jugadores hayan tenido ocasión de jugar un turno. En cada caso la propia carta especifica su duración.

El final de una candidatura.

Cuando el último jugador juega su turno se da la ronda por finalizada y el jugador inicial comienza una nueva candidatura.

Al final de una candidatura se retiran los marcadores de los candidatos que hayan sido activados, todos los candidatos que permanezcan en juego ganan un punto de lealtad y los candidatos con valores de lealtad negativos son enviados a Siberia (ver Candidatos enviados a Siberia).

Ascendiendo en el partido

Los jugadores juegan sus cartas para ir mejorando la posición de sus candidatos en el politburó soviético. Mientras sus candidatos van ascendiendo en la jerarquía del partido, estos pueden ostentar distintos cargos.

Ostentar Cargos

Los jugadores que tengan la lealtad suficiente podrán ostentar cualquiera de estos cargos dentro del Politburó:

El de ministro de industria con 10 puntos de lealtad, el de ministro de interior con 14 puntos de lealtad, el de ministro de propaganda con 17 puntos de lealtad, el de líder del NKVD con 21 puntos de lealtad y el de Secretario General del Partido con 25 puntos de lealtad.

Cada ministro puede tener en la mano un máximo de seis cartas, en lugar de las cinco habituales para los simples candidatos.

Un jugador que cuente con la cantidad necesaria de lealtad para acceder a un cargo, lo podrá hacer si este no está ocupado ya. De ser así y estar el cargo ocupado por otro jugador, el candidato podrá ocupar el primer cargo inferior a este que esté libre.

Una vez un jugador accede a un cargo, no lo pierde aunque su lealtad se vea reducida por debajo del nivel mínimo necesario para ostentar dicho cargo, al menos, hasta que haya un jugador con la lealtad suficiente para arrebatárselo (algunas cartas especiales pueden modificar esto).

Veámoslo con un ejemplo: El candidato A aumenta su lealtad de 19 a 22, por lo que se convierte en Líder del NKVD. Tras unos cuantos turnos de ataques contra su lealtad, esta se ha reducido a 11, mientras que el candidato B cuenta con una lealtad de 18. El candidato A sigue ostentando el cargo de Líder del NKVD, dado que ningún candidato reúne la lealtad necesaria de 21 para arrebatárselo. Un turno después el candidato B  juega una carta que aumenta su lealtad hasta 22 puntos  y se convierte en el nuevo Líder del NKVD. El candidato A tendrá suerte si el cargo de Ministro de Industria  permanece vacante…

Ascensos

La mejor manera de ascender al politburó es jugando cartas de Demagogia para aumentar la propia lealtad y de Difamación para reducir la lealtad de los camaradas que están por encima de uno mismo, en el momento adecuado.

Cuando un cargo queda vacante o esta desocupado, el candidato que reúna el nivel de lealtad mínimo necesario para ostentarlo será quien lo ocupe.

Dado que solo se puede ostentar un cargo cada vez, si el candidato que accede al cargo ocupaba otro cargo inferior con anterioridad, este quedará vacante y podrá ser ocupado por cualquier otro candidato que cumpla los requisitos de la forma habitual.

Un candidato nunca puede rechazar un cargo, aunque puede jugar cartas de Demagogia sobre otros competidores para aumentar la lealtad de estos o jugar cartas de Difamación sobre si mismo para reducir su propio valor de lealtad y evitar reunir así las condiciones necesarias para ostentar dicho cargo.

Empates

En ocasiones varios candidatos pueden cumplir el requisito de lealtad necesario para ostentar un cargo, siendo el candidato con mayor lealtad de los dos quien ocupe el cargo.

En caso de empate se sumará la lealtad de los candidatos en juego de cada uno de los jugadores, siendo el candidato del jugador que mayor lealtad total obtenga quien se haga con el cargo. En caso de nuevo empate el cargo permanecerá vacante hasta que halla un claro candidato.

Habilidades de los Cargos

Cada uno de los cargos del juego cuenta con una habilidad especial, que el jugador puede utilizar una vez por candidatura, en cualquier momento durante su turno. A demás de eso, recuerda que ostentar cualquiera de los cargos amplía el tamaño máximo de la mano del jugador en una carta:

Ministro de Industria:

El ministro de industria puede en su turno, una vez ha completado su mano hasta el máximo de cartas permitido, robar una carta adicional y decidir si la descarta, la devuelve al mazo o la suma a su mano a cambio de intercambiarla por una de las cartas de su mano, que es descartada.

Ministro de Interior:

El ministro de interior puede, en su turno, emplear una segunda carta de agresión sobre un candidato contra el que ya haya jugado una primera carta de agresión.

Ministro de Propaganda:

El ministro de propaganda puede, en su turno, emplear una segunda carta de demagogia o difamación sobre un candidato hacia el que ya haya jugado una primera carta de demagogia o difamación.

Líder del NKVD:

El líder del NKVD puede, en su turno, elegir cualquier candidato en juego y examinar las cartas que dicho candidato tenga asignadas.

Secretario General del partido:

Ostentar el cargo de Secretario General del partido permite al jugador ganar la partida de forma inmediata.

Eliminar candidatos

En el transcurso de la partida, cada jugador tratará de promocionar a sus candidatos hasta la Secretaría General del partido, mientras trata de eliminar al resto de candidatos enemigos. Esto puede conseguirse de dos maneras: enviando a un candidato a Siberia o asesinándolo.

Enviar un candidato a Siberia

Si la lealtad de un candidato cae hasta valores negativos, habrá caído en desgracia. Si un candidato cae en desgracia y finaliza la ronda presente sin poder recuperar su lealtad, será enviado a Siberia.

Para evitar que el candidato acabe sus días en Siberia, un jugador puede, una vez todos los turnos de la ronda han sido jugados, pero antes de que esta acabe, jugar una carta de Demagogia de su mano y tratar de elevar la lealtad de su candidato por encima de los valores negativos. Si lo logra el candidato habrá logrado recuperar su credibilidad y escapará al castigo.

De no conseguir recuperar su lealtad, el candidato quedara descartado del juego y su jugador habrá perdido un candidato de forma permanente.

Muerte de un candidato

Si la salud de un candidato se reduce a cero, este habrá muerto. Cuando un candidato muera quedará descartado del juego y su jugador habrá perdido un candidato de forma permanente.

Descartando un candidato

Cuando un candidato es eliminado del juego, ya sea porque ha sido enviado a siberia o asesinado, este es descartado. La carta de dicho candidato se coloca bocabajo y todas las cartas asignadas a este son descartadas.

Además, el jugador que se vea obligado a descartar un candidato deberá reducir en uno la cantidad de cartas totales que pueda haber en su mano, por cada candidato descartado.

Resumiendo: las 11 reglas de oro

Cada turno, el jugador roba cartas hasta completar su mano.

Las cartas pueden jugarse desde la mano en el turno del jugador.

Las cartas pueden jugarse desde los candidatos en el turno de los demás jugadores.

Un jugador solo puede asignar cartas a sus candidatos en su turno.

Solo las cartas de juego pueden ser asignadas a un candidato, nunca las especiales ni las de cura.

Un candidato no puede tener asignadas más de dos cartas.

Para jugar cartas un candidato tiene que activarse.

Una vez activado puede jugar cualquier cantidad de cartas que tenga asignadas.

Cada candidato solo puede activarse una vez por ronda. Una vez deja de estar activado no puede volver a jugar cartas hasta la siguiente ronda, ni siquiera para defenderse.

Las cartas especiales pueden jugarse en cualquier momento desde la mano, ya sea el turno del jugador o no.

En un mismo turno, no pueden usarse dos cartas de juego iguales sobre un mismo candidato.


ACLARACIONES A LAS CARTAS DE JUEGO

***

 

ACLARACIONES A LAS CARTAS ESPECIALES

 

01.- Gran Purga

Todos los Candidatos con 4 puntos o menos de lealtad son enviados a Siberia de forma inmediata.Esta carta solo puede ser jugada por un cargo.

Los candidatos con 4 puntos de lealtad o menos se retiran del juego, las cartas que tuvieran asignadas se descartan y cada jugador que ha perdido un candidato reduce el tamaño de su mano. Por cada candidato perdido se reduce en uno el tamaño de la mano.

02.- ¡Atentado!:

El candidato victima del atentado pierde cinco puntos de salud. Esta carta no puede ser evitada por ninguna carta.

El candidato objetivo del atentado no puede emplear ninguna carta para defenderse, por mucho que cuente con cartas como Vengativo, Guardaespaldas o la especial Contraataque.

03 y 04.- ¡Contraataque!

El jugador atacado reenvía el ataque a su agresor y puede añadir una carta adicional de agresión al contraataque, desde su mano. Esta carta no evita un atentado.

Se juega desde la mano para reenviar un ataque sufrido, pudiendo o no añadir una carta de agresión que el jugador tenga en la mano al contraataque.

05 y 06.- ¡Destitución!

Permite destituir de su cargo a un candidato cuyo nivel de lealtad se halle por debajo del mínimo necesario para ostentar dicho cargo. Esta carta puede ser jugada para destituir a cualquier cargo.

Permite expulsar de su cargo a un candidato que ostente dicho cargo sin reunir el nivel mínimo de lealtad necesario para ese cargo. El cargo quedará libre hasta que algún candidato reúna la lealtad necesaria para ostentarlo.

07.- ¡Ascenso!

Permite a un candidato ascender al primer cargo vacante, aunque no reúna el nivel mínimo de lealtad necesario para ostentarlo. Esta carta no puede ser jugada para proclamarse Secretario General del Partido.

Permite apoderarse de un cargo aunque no se cuente con la lealtad necesaria para ostentarlo. El candidato gana la lealtad necesaria para ostentar dicho cargo de forma automática.

08.- ¡Usurpación!

Permite arrebatar su cargo a un candidato cuyo nivel de lealtad se halle por debajo del mínimo necesario para ostentar dicho cargo. Esta carta no puede ser jugada para proclamarse Secretario General del Partido.

Permite expulsar de su cargo a un candidato que ostente dicho cargo sin reunir el nivel mínimo de lealtad necesario. Un candidato del jugador que jugó la carta ocupará ese cargo ahora. Este candidato gana la lealtad necesaria para ostentar dicho cargo de forma automática.

09 y 10.- Popularidad

Todos los candidatos de quien juega esta carta reducen en uno toda pérdida de lealtad hasta que todos los jugadores hayan jugado un turno.

Al jugar esta carta, colócala delante del jugador que estaba jugando su turno. Hasta que vuelva a ser el turno de ese jugador, todos tus candidatos reducen en uno cualquier pérdida de lealtad que sufran.

11 y 12.- Plan quinquenal

Los candidatos de quien juega esta carta aumentan en tres puntos su lealtad, al final de la candidatura. Esta carta solo puede ser jugada por un cargo.

Al jugar esta carta, colócala frente a ti. Al final de la candidatura, todos tus candidatos aumentan en tres puntos su lealtad, en lugar de aumentarla en uno. Descarta esta carta al final de la candidatura.

13 y 14.- Revueltas

Todos los candidatos que ostenten un cargo pierden dos puntos de lealtad, de forma inmediata.Esta carta no puede ser jugada por un cargo.

Al jugar esta carta todos los candidatos que ostenten un cargo pierden dos puntos de lealtad, de forma inmediata. Descarta esta carta.

15 y 16.- Industrialización Socialista y Colectivización Agrícola

Todos los candidatos que no ostenten un cargo pierden dos puntos de salud, de forma inmediata.Esta carta solo puede ser jugada por un cargo.

Al jugar esta carta todos los candidatos que no ostenten un cargo pierden dos puntos de salud, de forma inmediata. Descarta esta carta.

17.- Patriotismo Heroico

Hasta que todos los jugadores hayan jugado un turno, los candidatos del jugador que jugó la carta aumentan en uno toda ganancia de lealtad.

Esta carta solo puede ser jugada cuando un candidato del  jugador sea asesinado.

Al jugar esta carta, colócala delante del jugador que estaba jugando su turno. Hasta que vuelva a ser el turno de ese jugador, todos tus candidatos aumentan en uno toda ganancia de lealtad.

18.- ¡Traición!

Esta carta puede jugarse junto con cualquier carta de difamación para doblar su valor. Esta carta no puede ser evitada por ninguna carta.

Juega esta carta junto con cualquier carta de difamación, para doblar su valor. El candidato objetivo perderá esa cantidad de puntos de lealtad.

19.-Contrabando

Permite elegir una carta cualquiera de la pila de descartes y subirla a la mano a cambio de dos puntos de lealtad.

Esta carta puede ser jugada en cualquier momento para elegir cualquier carta en la pila de descartes y subirla a la mano, pero su uso implica una perdida de 2 puntos de lealtad.

20.- Hospitalización

Permite hospitalizar a un candidato, que contará como activado hasta que todos los jugadores hayan jugado un turno, y recuperará 5 puntos de salud al final de la misma. Coloca el marcador de activado sobre el.

Mientras un candidato esté hospitalizado permanecerá inactivo a todos los efectos. El jugador no podrá jugar cartas de ningún tipo sobre él ni desde él.  Este no podrá ser objetivo de ningún ataque a su salud por parte del resto de candidatos, pero si podrá ser objeto de difamaciones.

 

F.A.Q. (PREGUNTAS FRECUENTES)

 

¿Puede un candidato jugar una carta de Favorito, Guardaespaldas, Manipulador o Vengativo que tenga asignada sobre otro candidato del mismo jugador?

-No, un candidato solo puede usar cartas defensivas sobre si mismo, y nunca sobre otro candidato.

¿Puede un candidato jugar una carta de Agresión, Difamación o Demagogia sobre otro candidato del mismo jugador?

– Si, estas cartas pueden jugarse sobre un candidato propio o de otro jugador, tanto desde la mano como desde un candidato.

¿Puede un candidato jugar una carta de salud?

-No, una carta de salud solo puede ser jugada desde la mano, y nunca puede ser asignada a un candidato.

¿Puede un jugador jugar dos cartas iguales en un mismo turno sobre el mismo candidato del contrario o propio, ya sean jugadas las cartas desde la mano o desde un candidato?

-No, nunca pueden jugarse más de dos cartas de un mismo tipo por turno, sobre un mismo candidato. Algunos cargos (Ministro de Interior y Ministro de Propaganda) modifican esta regla.

¿Pueden jugarse cartas desde un candidato en varios turnos diferentes de la ronda?

-No, cada candidato solo puede realizar acciones en un turno por ronda. Durante el transcurso de ese turno puede jugar sus dos cartas si así lo desea (siguiendo las restricciones normales de no más de una carta de un tipo sobre un candidato del contrario) o tan solo una, pero después al candidato se le coloca un marcador de acción y este no podrá volver a jugar más cartas hasta que este marcador sea retirado, al inicio de la siguiente ronda. Por ello si el jugador decide jugar tan solo una de las dos cartas de su candidato, no podrá jugar la otra carta hasta que la ronda termine y el marcador de acción sea retirado.

¿Pueden jugarse cartas desde la mano en el turno de otros jugadores?

-No, un jugador solo puede jugar cartas desde su mano en el transcurso de su propio turno. La única excepción a esta regla son las cartas marcadas con una estrella roja en la esquina superior derecha, siendo estas las cartas de Cura y Especiales,que pueden jugarse en cualquier momento, tanto si es el turno del jugador como si es el de otros jugadores.

¿Qué ocurre si dos candidatos tienen el nivel de lealtad necesario para acceder a una carta de cargo?

-En caso de empate se suma la lealtad de los candidatos en juego de cada jugador, y el jugador que sume el valor más alto será quien acceda al cargo. En caso de haber un nuevo empate, ninguno de los jugadores accede al cargo, hasta que no halla un claro candidato, y la ronda continúa.

Cuándo la lealtad de un candidato desciende a valores negativos, ¿este es enviado a Siberia de inmediato?

-No. La ronda transcurre de la forma habitual, pudiendo el jugador jugar cartas de demagogia para aumentar la lealtad de su candidato con normalidad. Si el candidato llega al final de la ronda con un valor negativo de lealtad, se le permite jugar una carta desde su mano. Esta es la única excepción de juego de cartas desde la mano fuera del turno del jugador. Si el jugador no tienen cartas que jugar o no son suficientes para elevar el nivel de lealtad a valor positivo, el candidato con lealtad negativa es enviado a Siberia.

Si varios jugadores juegan cartas de forma casi simultánea, ¿El efecto de que carta se aplica primero?

En caso de que un jugador este en su turno, será su carta la que se juegue primero. Si ambos jugadores están jugando carta en el turno de otro jugador, jugará la carta en primer lugar el jugador que ostente el cargo más alto, o aquél cuyos candidatos sumen un valor de lealtad mayor, en caso de que ninguno de ellos ostente un cargo. Si aún así el empate persiste, el jugador sentado más cerca del jugador en turno y si aún así no hay un claro ganador, el jugador sentado a la derecha del jugador en turno.

 

¡Deja tu opinión!

4 comentarios leave one →
  1. Diego barrientos permalink
    15 octubre, 2008 12:54 am

    muy buena iniciativa,lo pondre en practica con unos amigos amantes de estes tipo de juegos

  2. VVV permalink
    8 enero, 2009 10:46 am

    Parece divertido, lo pruebo y os comento.

  3. 27 julio, 2011 10:14 pm

    Muy buena estructura de las reglas.

Trackbacks

  1. Diario de WKR » #74: Politburo, lucha de poder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: